Respuesta a Clandestino

Publicado el Miércoles 13 Junio 2007

Respuesta a un comentario de Clandestino, en el artículo Todos con el Gobierno, contra ETA del blog personal de Jordi Sevilla

Como a continuación de Clandestino  Luis Solana dijo: Pues tienes toda la razón.Le hago una pregunta indiscreta por si se digna en responder a este loco y pobre poeta ¿A quién le das la razón y en qué, estimado Luis?

Vaya por delante que Jordí  Sevilla se ha apuntado un buen tanto y ha ganado el partido, tenía mis reservas, pero confieso que me ha sorprendido gratamente y me ha marcado un gol de campeonato, con la publicación de mi crítica políticamente incorrecta. Le honra como Ministro y le acredita el aguantar el tipo, bajar las escalinatas del Olimpo, ser uno más del pueblo llano, para  escuchar y publicar en su blog la crítica tan acida como irónica de quien, Él conoce perfectamente y sabe, que está y estará solidariamente a su lado y al lado del gobierno legitimo para lo que sea preciso, sin batirle palmas ni limpiarle los zapatos ni a él ni al Presidente, sin esperar su ración diaria de cacahuetes, como hacen todos los “clandestinos” de opereta bufa que en mundo son y han sido.
 

Decía y mantengo en este Blog, en la Red y en los periódicos libres que respetando la LEY, respetan la piedra angular de todo sistema democrático, la libertad de expresión:
 Necesitamos a la actual cúpula del PP para llevar la nave a buen puerto
como la rana necesitó al alacrán.
 

Que ante la extrema gravedad del momento que vivimos hay que usar la imaginación y la inteligencia  para desactivar las bombas de relojería montadas por la demencial chulería de los matones de ETA, sin caer en las trampas de los hijos del Sapo Iscariote y de Agripina la Menor, esos tahúres de la política que no serían nadie sin ETA.
 Las leyes que no sirven a la paz y la libertad, que no contribuyen al desarrollo integral y mejor bienestar y convivencia de los ciudadanos, no sirven para nada. Al Gobierno petrificado ante la ofensiva del PP le falta lo que tuvo Suárez (visión de futuro, audacia y autoridad para legalizar el PCE)
 

Ningún hijo de madre ha de apoyar o justificar a ETA, ninguna persona decente puede apoyar la nueva cruzada, el chantaje político y la mentira permanente de la cúpula del PP. El PSOE, hoy se ve atrapado entre dos fuegos que tienen el mismo origen y sirven al mismo fin, pero aún está a tiempo de reaccionar, aún puede tender todos los puentes y abrir todas las vías al dialogo para salir de la galerna, enderezar el rumbo de la nave y llevarla a buen puerto. Aún tiene margen de maniobra y puede hacer muchas cosas, la 1ª derogar la ley de partidos. Tomar la iniciativa y hacer lo que debe hacer por la PAZ y la LIBERTAD por EUSKADI y por ESPAÑA.

Sr. “Clandestino”: Lamento profundamente ser tan incívico, indigno e irrespetuoso y no estar a su altura. Siento haber cometido el nefando pecado de opinar, mi evidente desconocimiento de las reglas de educación y de urbanidad, mi patente incultura e ignorancia de las normas protocolarias, hacen que no distinga los rangos ni sepa respetar como mandan Dios y el nuevo Cid a los altos dignatarios del Estado y del Vaticano.
 Pido humildemente perdón a Vuecencia y a quien corresponda, por mi naturaleza perversa y pecadora, follonera y provocadora. Y como un buen hooligan que ha visto la luz de Fraga y ha sido reciclado en el Camino de Santiago como San Federico virgen y mártir, hago contrición con el firme propósito de enmienda y votaré eternamente al PP. Cumpliré la penitencia que su Ilustrísima tenga bien imponerme, aceptando con humildad y santa resignación cristiana mi destino de come caca de gaviota.
 

Me avergüenza el no poder pertenecer a la sin par cofradía que hace guardia sobre los luceros, compartiendo con los de su bendita, gloriosa y excelsa especie el destino en lo universal de los nuevos centinelas de Occidente.
 Sabiendo por su brillante y profundo análisis de mi artículo, que Vd. más que persona cultivada es inmensamente culta, amante de las artes y de las letras, del arpa y de la poesía. Me atrevo y cometo la osadía de exponer a su consideración y mejor juicio todo cuanto sigue en poesía.
 

                                               MIS SUEÑOS
 Mis sueños
son inaccesibles
a quienes
al caer de los olivos,
dejaron de ser niños.
 

Mis sueños
son incomprensibles
para los ordenadores
a las órdenes
de sus ordenadores.
 

UN POEMA                    
 Ninguna muralla ni ley ni espada,
ninguna jaula ni torre ni defensa,
podrá con la fuerza de la palabra.
 

LA TÓRTOLA Y  EL OLIVO
 

En la copa del olivo una tórtola anido,
vino el cazador y… mató a su amor.
 

EN LOS OJOS DE MI PADRE
 En la habitación de mi madre,
sobre el cabezal de su cama
cuelga en la pared un cuadro
con la foto de mis padres.

De niño cuando cometía
una fechoría imperdonable
iba a hablar con mi padre
y me miraba en sus ojos.
 

Le pedía el temple
y fuerza de carácter,
la vergüenza necesaria
para seguir mirándole.
 

EN LA TUMBA
DE MI PADRE
 A mi padre Olivier
lo mataron los muertos
sin paz y sin tumba.
Y no lo mataron,
que la muerte
no mata la vida.
 

Admiro y amo a mi madre
por su temple y coraje,
por llorarle en silencio
sin hacerle un reproche,
por ser su digna esposa,
compañera y fiel amante,
por defender su nombre
y honrar su memoria
más allá de la muerte.
 Hoy la tumba de mi padre
luce grabada una paloma
y un letrero que dice:
 

A Olivier Herrera García:
 Al esposo, amigo y padre,
quienes hoy te guardamos
tu nombre y tu memoria.
Que a ti no te mataron,
tú fuiste más lejos.
 

Las balas no matan ideas.
 Los muertos no matan la vida.
 

Este poema escrito en memoria de mi padre se lo ofrecí el 29 de Julio de 1997 en DEIA en homenaje y a la memoria de Miguel Ángel Blanco Garrido quien por su edad más que hermano hubiese podido ser mi hijo.
 

ANTE EL PODER
 Ante el poder me levanto.
Ante el débil me inclino
y bajo la mirada.
 

LA PALABRA
 

La palabra derriba las murallas.
Es relámpago en noche oscura.
Y trueno en tiempo de silencio.
 .
EL SABOR
DE UN BESO
 

Y cuando ya
no le quede nada
a la niña de Chiapas,
Honduras y Guatemala,
le quedará el sueño
y el agua del cielo,
le quedará el aire,
una tortita de maíz,
el amor y sabor
 LA SEMILLA

                                 A Emiliano Zapata
 

Todo pasa en la vida,
el amor y la muerte,
y es nada la fortuna.
 

Que si algo queda:
es la voz y el verbo,
el valor del alma.
 Que si algo queda
más allá del tiempo
es la memoria.
 

Es la huella eterna
del que lo dio todo
sin esperar nada.
 Que si algo queda
es el sol y la semilla,
es el mar y el viento.
 

Es el nombre y valor
del que dio su vida
por el amor y la vida.
 

ME GUSTA LA GENTE
 Me gusta la gente
noble y sencilla
que ama a propios
y a extraños
sin prejuicios
de ninguna clase.
 

Me gusta la gente
que ama la vida,
y ama sin miedo
al que dirán
sus ilustrísimas
y necias señorías.
 Me gusta la gente
que lucha y trabaja,
que defiende su pan,
su casa y su tierra,
con uñas y dientes,
con sangre y alma.
 

La gente sencilla
que duda de todo,
de lo indudable
y de sí misma,
y aun en la duda
se mueve y actúa.
 Me gusta la gente
libre y responsable,
flexible e indomable
que escucha razones,
que habla y atiende
a los demás.
 

Me gusta la gente
que te da la mano,
que abre la puerta
e invita a su mesa,
que a nadie juzga
ni condena.
 Me gusta la gente
que no se esconde,
valiente y cobarde,
frágil y resistente,
que se la juega
y es prudente.
 

Me gusta la gente
joven y adulta
que levanta la cara,
y mirando de frente
le dice al Mandamás
¡No! ¡Nunca! ¡Jamás!
 

 

«ESTOY COMPROMETIDA»
 Y me dices
con voz ausente,
con ojitos
y carita de pena.
 

«Estoy comprometida»
 ¿Con quién?

 

¡Yo también!
 Con la tierra
y el agua limpia.
 

¡Yo también!
 Con el amor
y la vida.
 

!SI TÚ QUISIERAS¡
 

!Si tú quisieras…¡
Si tú quisieras…
un gesto, una palabra tuya
y una avenida de luz
saldría de las entrañas
de Mont Igman
uniendo Gorazde y Sarajevo.
 !Si tú quisieras…¡
un gesto, una palabra tuya
y volvería la esperanza
y el agua a las casas,
escuelas y hospitales
de Gorazde y Sarajevo.
 

!Si tú quisieras…¡
un gesto, una palabra tuya
y volverían a florecer
los cerezos y los lirios
entre las cenizas
de Zepa y Srebrenica
 !Si tú quisieras…¡
 

Si tú quisieras…
un gesto, una palabra tuya
y volverían a anidar los sueños
en los altos minaretes.
Volverían a cantar los mirlos
en Gorazde y Sarajevo.
 !Si tú quisieras…¡
un gesto, una palabra tuya
y todos los niños
de Bosnia-Hercegovina
tomarían partido
por el amor y la vida.

                                      !Si tú quisieras…¡
 

EN BOSNIA-HERCEGOVINA
 

Salieron de París siete niños
camino de los Balcanes
buscando los cementerios
de la Media Luna.
 Llevaban en sus manos
siete ramos de olivo,
toda la luz del sol
y el amor del mundo.
 

En Alemania, el rocío,
era pura leche y miel
sobre las amapolas
y las espigas de trigo.
 En Bosnia-Hercegovina,
las lágrimas eran sal
sobre el vientre abierto
de sus niñas adolescentes.
 

En Bosnia-Hercegovina:
 Los chetniks y ustachis
han quemado las casas,
han violado las rosas,
han matado las alondras.
 

En Bosnia-Hercegovina:
 Aún les queda sangre y alma;
Bihac, Gorazde y Sarajevo.
Los huesos de sus muertos
y la vida de sus niños.
 

En Bosnia-Hercegovina:

Aún les queda la fuerza,
de la razón y el coraje,
el cielo de la Media Luna,
la tierra y la palabra.
 En Bosnia-Hercegovina:
 

Vuelven a Mostar los mirlos,
las cerezas y los lirios,
vuelve a reír la primavera
en los ojos de sus niños.
 En Bosnia-Hercegovina:
 

EL ÚLTIMO DE LA CLASE
 No temo salir a la calle,
ir delante del viento
y llamar a una puerta,
presentarme desnudo,
y ofrecer a quien abra
lo único que tengo,
cerezas y flores,
globos y cromos,
amor y versos.
No temo ser el payaso,
el último en hablar,
el tonto de la clase.
LA JET
 

Me molestan las reinas
y ladies and gentlemen
fieles a sus intereses.
 Los fiscales y jueces
que no meten la pata,
meten las manos.
 

Y no puede mi alma
con quienes pesan,
miden y calculan.
 Quienes hablan,
fría y metálica,
metódicamente.
 

Sin salirse un pelo
ni pasarse un gramo
de la ley de Dios.
 No aguanto al pavo
de las alcobas
ni al chulo de barrio.
 

No puedo con la pulga
ni la garrapata
de las poltronas.
 Con los milicos
y los apolíticos
salva-patrias
 

Proxenetas y matones
que ocultan la cara
sin nada en las manos.
 Ratas que temen al ratón,
tábanos que temen al mulo,
avispas que temen la flor.
 

No puedo con los hartos,
represores reprimidos,
necios e impotentes.
 No puedo con el necio
y la guapa de la Jet,
los dioses de la nada.
 

Los tecno-burócratas,
los siervos del poder
sin sangre ni alma.
 Seguros de sí mismos,
de sus seguros vitalicios
y sus salarios blindados.
 

No puedo con los cerdos,
ni los cuervos hipócritas
disfrazados de pingüinos.
 “Señorías” e “Ilustrísimas”
“Excelencias” “Eminencias”
y demás “Excremencias”.
 

Y como tú.
 No puedo con los sapos
grisáceos de piel húmeda,
los ojos de fina aguja fría,
inexpresivos y  muertos.
 

AMAR AL DIFERENTE
 

Amar es comprender y amar al diferente.
    NI DIOS
 

Ni el rey ni Dios
podrán silenciar
la voz del poeta,
matar el ruiseñor.
 

NO HAY RIQUEZA
 No hay riqueza
ni gloria
que compararse
pueda,
a la paz
que respira
quien detiene
el tiempo
y escucha
en silencio
el murmullo
del agua.
MANO A MANO LAS MANOS
 

Al llegar el otoño
iremos paseando
entre los robles
en silencio,
codo a codo,
mano a mano.
 Andaremos el camino
de nuestros padres,
cuando iban a segar
el trigo del niño,
la hierba y la paja
del caballo de tiro.
 

E iban explorando
a finales de verano
las torres del cielo,
que no venga granizo
y nos eche a perder
la cosecha del año.
 Con la cabeza erguida
y el corazón encogido
pensaban en el largo
y crudo invierno,
en la rebanada de pan
con miel de romero.
 

En el vaso de leche
de la cabra coja,
la de orejas cortas
y patitas de nieve,
el desayuno diario
y la cena del niño.
 La leche con miel
y el pan amasado
por manos cortas,
fuertes y anchas,
manos tiernas,
manos de madre.
 

Manos campesinas
quemadas de sol,
de tierra y de luna,
cubiertas de callos,
abiertas de heridas
que te dan la vida.
 

Manos que ordeñan
la oveja y la cabra,
que hacen el queso
cuajando la leche
con los estambres
de la alcachofa.
 Manos de una madre
que amasa el pan
fermentado con amor,
pan horneado con leña,
cortada por el hacha
del roble y la encina.
 

 

EL PATIO
 

En el patio
de mi casa
entra el sol
cada mañana
para besar
una pared
blanca
de cal.
 Entra el azul
del cielo
y el mar
para pintar
una puerta,
dos sillas,
y una mesa
de café bar.
 

EL SILENCIO
 En la inmensa soledad del desierto
la luna cuelga esta noche su espejo,
flota el eco de mi voz en el silencio
 

A “Clandestino” a Luis Solana y a cuantos les pueda besar los ojos y alumbrar el alma para SER y AMAR la luz de las estrellas.
 Olivier Herrera Marín

Responder