Carta a José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno de España

Publicado el Lunes 11 Junio 2007

Nos levantamos ante el fuerte
y tomamos la palabra.
Para inclinamos y bajar la mirada ante el débil

Estimado compañero, secretario general del PSOE:
Hay que unir todas nuestras voces, fuerzas y voluntades para frenar la brutal ofensiva del PP. Tenemos que desenmascarar día tras día, en todos los foros y por todos los medios a nuestro alcance, a quienes han copado, con la ayuda de la COPE y de PJ, la dirección del Partido Popular.
Y si no queremos volver a llorar de rabia e impotencia después de las próximas elecciones generales, tendremos que reaccionar, ponernos a trabajar y exigir las dimisiones que correspondan, para poder renovar el aire, soltar lastre y levantar el vuelo en Madrid y en el “Levante Feliz” por encima de las gaviotas del PP.
Somos conscientes del descrédito de una clase política endogámica que sólo piensa en sí misma, en perpetuarse en los órganos de dirección y mantener, por encima de todo y de todos, su posición y su cuota de poder.
El amiguismo y la corrupción de la clase política son el cáncer de la democracia, que se extiende imparable sin que ningún partido se libre de las células malignas. El PSM y el PSPV han pagado muy caro el 27 M su mediocridad y demagogia, su doble moral. Con una diferencia sustancial: en el PSM ya han dimitido Miguel Sebastián y Rafael Simancas, mientras que en el PSPV nadie asume su responsabilidad ni piensa en dimitir.
No vale el culpar al pueblo de nuestro infortunio. Pues los responsables del naufragio del PSM y del PSPV tienen nombres y apellidos que de sobra se conocen en el seno de la gran familia socialista. Son clanes numantinos y sus redes clientelares de zánganos y vientres agradecidos, de burócratas del aparato y vividores del cuento.
Asistimos a las frívolas maniobras de quienes, perteneciendo al pasado, se postulan ahora como salvadores del partido. No hay más cera que la que arde, y ciertos “líderes” prefieren que arda Troya y gane el PP antes que perder ellos el control del partido y un ápice de su poder.
El partido es el medio, no un fin en sí mismo. Negar la evidencia no le servirá de nada a un aparato poco imaginativo que tendrá que rendir cuentas públicas de su proceder, ante la sociedad civil y ante las asambleas locales del PSOE. ¡Sí!, las cosas pueden cambiar. Y cambiarán si tomamos la palabra y llamamos a cada cosa y cada cual por su nombre.
Hoy está claro que si cae Zapatero, suben Acebes y Rajoy; y vuelve Aznar. Algo que no debe ocurrir si queremos evitar la división y los dramáticos enfrentamientos entre la España laboriosa y cosmopolita, culta y solidaria, y la España dogmática y golpista, cavernaria y cainita. Por todo ello pasamos a exponerte:
a)     Hay que derogar la Ley de Partidos, ese despropósito jurídico al servicio del PP para impedir la normalización política en Euskadi, esa trampa para el PSOE que le puede dar al PP el triunfo en las próximas elecciones generales.
No se debe consentir que el PP siga mintiendo ni que utilice a la justicia unilateralmente para chantajear al Ejecutivo con el tema De Juana Chaos. Derogar la Ley de Partidos es dejar sin coartada ni argumentos a los descerebrados de ETA, a Rajoy, Acebes, Aznar y Rosa Díez, a todos esos que retroalimentan su discurso con el terrorismo. Y nadie le impedirá al Presidente del Gobierno de España, que goza de la legítima e indiscutible autoridad, el abrir puertas y ventanas a la esperanza y a la PAZ.
b)     Tienes toda nuestra confianza y apoyo, como Secretario General, para propiciar y dirigir el proceso de regeneración del Partido Socialista Obrero Español.
Considerando que es vital para la higiene democrática cuanto sigue:
Ø      Respetar, cumplir y hacer respetar y cumplir los estatutos y reglamentos del partido.
Ø      Nadie debe ocupar un cargo orgánico o institucional más de tres legislaturas consecutivas.
Ø      No hay que tener miedo a las primarias. El aparato orgánico debe ser un fiel instrumento al servicio de las asambleas del partido. Se han de respetar los acuerdos de las asambleas. Y se impulsará la democracia directa y participativa.
Ø      La descentralización del partido le hace ganar en agilidad. Pero no hay excusa válida para que el Comité Federal eluda sus propias responsabilidades políticas. No generaremos confianza si el partido funciona como reinos de taifas donde cada uno va a lo suyo, donde nadie se preocupa por lo que ocurre fuera de su feudo; nadie responde aunque vea la mayor injusticia y sea testigo del mayor atropello.
Ø      El partido de ninguna manera debe ser la oficina de empleo de los profesionales del cuento, esa gente “espabilada”, sin principios ni dignidad, que nos desprestigia y que alienta el desinterés ciudadano hacia la política.
Urge reconducir la situación y enderezar el rumbo de la nave. Ansiamos recuperar la ilusión perdida y la confianza en un partido, el de Pablo Iglesias, que representó en el pasado y debe representar en el futuro el valor y la humildad, la transparencia y la dignidad, la generosidad y la honradez, los valores más humanos y solidarios que constituyen el motor de todas las conquistas y transformaciones sociales.
Nota adjunta de última hora:
La ruptura unilateral de la tregua por parte de ETA y el encarcelamiento de De Juana Chaos y Otegi convierte esta carta en un urgente y dramático llamamiento para:
No ceder ante el chantaje de ETA (desde la cordura, el valor y la inteligencia que tiene que hacer gala el PSOE en su conjunto y nuestro Secretario General en particular) es asumir de una vez por todas que ETA es algo más que esa banda de tarados mentales y criminales que le hace el juego al PP.
No ceder ante el chantaje de ETA (desde la cordura, el valor y la inteligencia) es asumir que la cuestión nacional de Euskadi por ser un serio problema político,  nadie será capaz de resolverlo, mientras se obstine en no reconocer la realidad. La solución del problema de Euskadi pasa por Euskadi y hay que darle prioridad absoluta a la tarea de aislar políticamente a ETA, tendiendo puentes a todas las partes implicadas; empezando con el PNV sin olvidar a Batasuna que está buscando y necesita hallar una salida, para terminar con el PP, por lo que es y representa, pese a su indecente política de acoso y derribo del PSOE.
Todas las maniobras y argucias legales que se han hecho y se puedan hacer para impedir que Batasuna se integre y participe activamente en los foros e instituciones políticas, es en el fondo una falta de autoestima y una muestra de debilidad. Es una falta de visión y de autoridad que sólo ha servido para darle argumentos y fuerza en el seno de la izquierda abertzale y de ETA al núcleo más duro e irredento. Y que sólo servirá para que Zapatero le entregue a Rajoy (en bandeja de plata) la llave de la Moncloa.
Desde sus inicios con Franco, hace ya 40 años, hasta hoy, todos los gobiernos han intentado acabar con ETA y ninguno lo ha conseguido, pues la estricta aplicación de las Leyes, ¿qué leyes? la necesaria y loable actuación de la policía y demás fuerzas de orden público en defensa del Estado de Derecho, jamás ha podido ni podrá terminar con el cáncer del terrorismo, ni aquí ni en ningún lugar del mundo, los parches sirven de bien poco, mientras persistan las causas sociales y políticas que retroalimentan la acción terrorista.
Salvando todas las diferencias entre Euskadi e Irlanda del Norte; Si Tony Blair“propuso el cese de la violencia y la negociación sin condiciones” con el IRA, para alcanzar la Paz. Si Gerry Adams recogió el guante y, después de todo, pese a cuanto ocurrió, Ian Paisley y Martin Mcguinness han sido capaces de darse la mano y llegar a gobernar juntos, dando un ejemplo de realismo y de cordura en Irlanda del Norte. ¿Que clase de maldición bíblica pesa sobre España y Euskadi? ¿Que clase de políticos tenemos? ¿Por qué no superan sus odios atávicos y sus mezquinos intereses? Porque no alcanzan los debidos acuerdos a fin de lograr y consolidar la Paz necesaria?
Olivier Herrera Marín
Miguel Ángel Múgica

Responder