“VIOLADORES, MALNACIDOS, CRIMINALES” ¿QUIÉNES?

Ante el PODER / Me levanto / Y tomo la palabra

Ante el débil / Me inclino / Y bajo la mirada

 

Cuando los popes del PP, mitras purpureas, Torquemadas del siglo XXI, preclaras eminencias opositoras vitalicias al trono dorado del santo padre de Roma, pobres excremencias, putrefactas excrecencias, desatan sus demonios y su furia contra los ateos, agnósticos, disidentes, laicos y demás heterodoxos, amenazándoles con sufrir todos los males terrenales, la excomunión y los castigos del averno, acusándoles de herejía, de abortistas, malnacidos y asesinos a quienes sólo pretenden defender el respeto al diferente y el derecho inalienable de toda mujer a disponer de sí misma según entienda su sano y libre juicio, habrá que responderles que el derecho al amor y la vida de todo SER VIVO, empieza con el respeto y amor a quien nos complementa y humaniza, por el respeto y el amor a la mujer que alumbra la vida.

Hoy, tras un cuarto de siglo aceptando a cara de perro el aborto según la ley de 1985, el alto clero y la extrema derecha vuelven a tocar a arrebato en España, pretendiendo retrotraernos a un pasado que ningún SER libre, ninguna mujer culta y digna, puede aceptar. Hoy, al proponerse la reforma de la ley de 1985 con “El aborto libre hasta la semana 14 y permitir a las mujeres de 16 y 17 años tomar esa decisión sin tener que pedir el permiso a sus padres. La ira intolerante e intolerable del alto clero y su aliado natural, el núcleo duro del PP, buscan quemar al PSOE y al Gobierno del Estado, oponiéndose frontalmente a la Reforma de la Ley, mientras sacan a sus más fieles y devotos feligreses a la calle para intentar -inútilmente- revocar la ley vigente.

 

Ley del aborto actual (1985)  Reforma de la ley (2009) 
- Ley de indicaciones:
Constituye un delito despenalizado en tres supuestos: si el embarazo es fruto de una violación -se permite en las 12 primeras semanas de gestación-, si el feto presenta graves taras físicas o psíquicas -el plazo es de 22 semanas- o si hay peligro para la vida de la madre o para su salud física o psíquica -en este supuesto no hay tiempo máximo-.
- Ley de plazos:
El aborto será libre hasta las 14 semanas. Hasta las 22 semanas si hay grave riesgo para la vida o salud de la mujer o graves anomalías en el feto -si se descubren anomalías incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable no hay límite. En este caso, un comité médico dictaminará su pertinencia.
- Sanidad:Menos del 3% de los abortos se practican en centros públicos. Algunas comunidades, financian estos servicios en otros centros. - Sanidad:
La sanidad pública sí garantizará la práctica del aborto o, al menos,  lo financiará en centros privados concertados.
Penalizaciones:
Un aborto fuera de la ley podría enviar a la cárcel al médico -de 1 a 3 años- así como quedar inhabilitado entre uno y seis años. Para la mujer, podría haber pena de prisión, de seis meses a un año, o una multa.
- Penalizaciones:
Desaparece la pena de cárcel para la mujer que aborte fuera de los casos permitidos. Se prevén multas que dependerán de las circunstancias. Para el médico, cárcel de uno a tres años e inhabilitación de uno a seis.

Hoy, les tendremos que volver a decir La vida enseña y enseña / que nada es verdad ni mentira / ni del color del cristal / con que se mira. Enseña la vida y enseña / que los tabús y los dogmas /sólo caben en las mentes / de los pobres dementes / Enseña la vida y enseña / por encima de los credos, / de las razas  y los sexos / están el Amor y los Versos”

Hoy, tenemos que tomar la palabra y sacar a la luz -literalmente- un artículo publicado a cinco columnas en la página de opinión del Periódico “MEDITERRANEO” el 22/10/81, con el plácet de su Director, Luis Herrero Tejedor, hoy, eurodiputado del PP (SIC). Artículo, de rabiosa actualidad que en su día -hace 28 años- nadie cuestiono, digo NADIE, ni la JUSTICIA ni nadie, pese a que el derecho a abortar en España -con duras y notables restricciones- aún tardaría casi cuatro años a ser legal, el 5/7/85.

 

“VIOLADORES, MALNACIDOS, CRIMINALES” ¿QUIÉNES?

 

Las últimas cartas publicadas en “Mediterráneo” sobre la cuestión del aborto, me han decidido a opinar sobre el tema, no por las cartas en sí mismas, sino por la repercusión que alcanzan ciertas acusaciones cuando se formulan a través de los medios de comunicación.

 

Cuando la irracionalidad de algunos llega a los extremos de calificar de “países degenerados” y de “abortistas”, “malnacidos y criminales” a más de media humanidad, difícil es la respuesta, pero aún así les tendremos que decir: los seres humanos nacieron para ser libres y crecer en la libertad: desde la noche sin historia, la vida del hombre ha sido una lucha constante contra el hambre y la ignorancia, contra la negación y la impotencia.

 

Hemos luchado desde nuestros orígenes por una sociedad más permisiva, más libre, más justa, democrática y humana y no es cuestión de siglas de quita y pon, es cuestión de ser solidarios y tolerantes, es cuestión de ser o no ser personas en el sentido más amplio y noble de la palabra

 

Los seres irracionales, hacen el amor en épocas de celo y con el único objeto de procrear. Las personas, memorizando la experiencia gratificante del placer, usan de la razón para obtenerlo, haciendo el amor cuando lo desean y con quien les gusta. Estas, las personas, defienden el derecho a la felicidad y al placer, el placer compartido, el placer responsable y solidario en la comunicación, el que busca en el orgasmo reciproco la gratificación y la ternura y en su grado más elevado, en la elección más personal e intransferible, la realización integral, la plenitud en el amor.

 

Nosotros no somos violadores de doncellas, ni violadores de esposas: la mujer es nuestra amiga, amante y compañera: no la tomamos por sierva, ni nos unimos a ella por su función reproductora. No utilizamos nuestra fuerza, ni nos imponemos a nadie ni aceptamos imposiciones.

 

El Ogino y la temperatura fallan demasiadas veces, además privan la mayor parte del tiempo, de gozar de la vida como es de ley natural y de justicia en derecho.

No somos racistas, ni maniqueos, dividiendo  la sociedad entre blancos y negros, buenos y malos, ni despreciamos pueblo alguno considerando a la mitad de la humanidad, aquella que ha despenalizado el aborto, como “países degenerados”. No atacamos a la Iglesia, ni somos anticlericales, ni utilizamos la religión para asesinar impunemente y justificar lo injustificable, la defensa de los intereses privados de la casta dominante, la que posee los medios y el poder económico para evitar los embarazos no deseados y que en todo caso, aborta, en Inglaterra o dondequiera que sea pero siempre en buenas clínicas. Sin problemas judiciales.

 

Defendemos el derecho que tenemos a una información veraz sobre las relaciones sexuales y la procreación: sin cobardías, ni mentiras, sin falsos rubores e hipocresías. Queremos conocer nuestro cuerpo. Queremos que todos los médicos al atender a sus pacientes, cumplan honestamente con sus funciones de ayuda y asesoramiento. Que la píldora, el diafragma y el esterilete, sean reembolsados por la seguridad social, para que toda mujer con edad y capacidad para amar pueda gozar y realizarse plena e integralmente, sin la negación o las limitaciones que les impone el miedo a quedarse embarazadas, sin el calvario y el trauma que representa para toda mujer el tener que abortar por una preñez peligrosa o no deseada. Queremos que las obreras y campesinas, las estudiantes y todas aquellas que viven del salario de su trabajo, las hijas del pueblo llano, tengan también el derecho a vivir y a amar sin que el fiscal o el juez de turno las pueda humillar, denigrar y encarcelar como a vulgares criminales.

 

No somos abortistas. Amamos todo lo que nos ha sido dado por la madre naturaleza, todo lo que palpita, vive, nace y crece como ser diferente. Es bien sencillo de entender (si se quiere) defendemos el derecho que tiene toda mujer a disponer libremente de su propio cuerpo, y con ello la despenalización y el derecho (que no la obligación) al aborto, por las siguientes razones:

 

1)      DE SALUD. Entre otras muchas cuestiones médicas; nosotros no comercializamos la Talidomida, ni fuimos los responsables del accidente de Seveso, ni hemos adulterado el aceite de colza.

2)      ECONÓMICAS. No tener los medios materiales para que el feto, esa promesa de un nuevo ser, al convertirse en niño, nazca, crezca y viva dignamente. No olvidemos que vivimos en una sociedad clasista, insolidaria, regida por las leyes del máximo beneficio por el mínimo esfuerzo, a través de la explotación del hombre por el hombre. No olvidemos que en España existen dos millones de parados, y más de la mitad de la humanidad se muere de hambre

3)      VIOLACIÓN. Ser el feto, el fruto amargo, indeseado e indeseable de una violación.

4)      SER SOLTERA. Es la nuestra una sociedad falocrática  y dogmática, que cierra todas las puertas y posibilidades a las madres solteras, llegando a negarles hasta lo más elemental, un trabajo digno y todo el respeto y consideración necesarias.

5)    FALTA DE PLANIG FAMILIAR. Sin una sólida información y preparación, sin disponer libre y gratuitamente de los anticonceptivos, a la mujer sólo le quedan dos caminos, la auto-negación y auto-destrucción de su libido o el riesgo de una preñez no deseada. Y toda pareja o matrimonio tiene el derecho a tener los hijos que deseen, y engendrarlos y esperarlos con amor. Y en última instancia, sólo la mujer tiene el derecho a disponer de su propio cuerpo como mejor crea y le convenga.

No somos “feticidas” ni causamos “cidio” genocidio contra pueblo alguno en nombre de la religión, de la pureza de la raza, de los valores eternos, de la defensa de Occidente. No creemos que la nuestra sea una sociedad decadente y degenerada sin valores y sin moral. No creemos en quienes no han sido otra cosa que los aduladores de turno y plumíferos al servicio del Capital.

 

Tenemos nuestros propios valores y nuestra propia moral: defendemos un modelo diferente de crecimiento y civilización, donde la ciencia y la técnica, las máquinas y las ciudades estén al servicio del hombre, somos solidarios con nuestros semejantes en el trabajo, en la escalera y en la calle. Creemos que el ingenio y las manos son para crear la cultura y el trabajo necesario. Creemos en la juventud y en la humanidad y en el placer más sublime, el amor en la intimidad.

 

Y todos Uds. Señores inquisidores, frustrados, amargados, resentidos, impotentes, que sólo sirven para desear y hacer el mal en terreno ajeno, sepan que amar es darse al otro en el beso y el abrazo más intenso, desnudos cuerpo a cuerpo, y no existe en el mundo ni plata ni oro, para comprar un acto tan excelso, digno y bello. Y si Uds. No son capaces de gozar y de vivir, dejen al menos disfrutar a sus semejantes.

 

Por favor no digan más sandeces, ni sean ridículos. No existen “países degenerados” no somos “violadores”, no somos “criminales” ni “mal nacidos”. Y en todo caso, si alguien lo fuera (que no es esta la cuestión), habrían de preguntarse ustedes mismos ¿Quiénes lo son? ¡Nosotros No! Ustedes acaso…?

 

Las medidas preventivas para no tener que abortar serían:

 

A)    Una sólida información sobre la sexualidad y la reproducción desde la primera enseñanza

B)     Un planing familiar financiado por el estado

C)     Anticonceptivos eficaces reembolsados por la seguridad social.

Y en el caso de tener que recurrir en última instancia al aborto, que este sea practicado por los médicos con todas las garantías de higiene y asepsia, sin necesidad de tenerse que jugar la vida en manos profanas, por culpa de quienes en su “censura” sólo conocen y defienden la “ecología” de la BOMBA de neutrones: la más segura, aséptica, blanca y limpia de las muertes.

 

Olivier Herrera Marín

 

Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Alcalà de Xivert

 

El 20 de Octubre de 1981

Responder