II – ¡PERDÓN!!!

¡PERDÓN!!! 

 

En el nombre de la gente noble y sencilla de España

 


No, no hay cárcel para el hombre. 

No podrán atarme, no 

(…) 

Libre soy, siénteme libre. 

Sólo por amor. 

 

Miguel Hernández 

 

Los humanos conscientes y responsables de sus palabras, de sus actos, tienen un compromiso personal con el tiempo y el espacio que les toca vivir. En lo que a mí se refiere, sólo tengo un arma y es el verbo, mi campo de batalla es el cultural e ideológico: Alumno del maestro Gabriel Celaya, creo en la poesía como arma cargada de futuro. Por ello y por todo, me sumo con mi palabra y mi voto personal a vuestro proyecto Constitucional para crecer y seguir haciendo el camino con vosotros “codo a codo mano a mano”  Por ello, os entrego -con un abrazo y un beso del alma- para que le deis cobijo en vuestro seno, la acunéis y le enseñéis a andar -crecer y ser- a la palabra que es del viento, “la palabra” que sube y sube, escala las más altas torres, derriba las murallas infranqueables, penetra en las alcobas impenetrables de las mansiones señoriales y los palacios fecales para mirar frente a frente a la fría mirada de la muerte en los ojos cansinos y turbios de la canalla inculta de alta cuna. Por ello, os entrego -con un abrazo y un beso del alma- para que le deis cobijo en vuestro seno, la acunéis y le enseñéis a andar -crecer y ser- a la palabra que es del viento, “la palabra” que baja y baja y llama -antes de entrar- discreta y tímidamente a la puerta abierta de las casas de adobe, de bambú y hojalata  y las chozas de paja, donde abren sus ojos al amor y a la vida, al futuro y la esperanza “la gente noble y sencilla” 

 

 

El año 1991 escribí para Bush padre, González y para todos los lame culos del poder 

“Dioses, Cínicos y Enanos” han pasado 16 años y los versos siguen siendo actuales.

 

Hoy, para el BorbónBush, Aznar y su más fiel amiga la Botella 

 

LA LEY Y LA CORONA 

 

Con el oro y el oro negro 

todo se compra, 

todo se alcanza, 

todo, el poder y la gloria, 

todo, la ley y la corona, 

todo, 

menos el verso, 

            la vergüenza 

                            y la dignidad”. 

 

 

 

LAS DEUDAS DEL PODER

 

 

Palestina pagó ayer y paga hoy 

los crímenes y deudas del Poder. 

 

Les robaron el amor a sus vírgenes, 

les robaron las mujeres y los niños, 

les robaron el ajuar y los olivos. 

 

Se lo robaron todo, menos la historia, 

todo, menos los versos y las estrellas, 

todo, menos la gallardía y las piedras 

 

 

LOS MUERTOS 

 

Los muertos no cuentan 

Si no cuentan 

Con la American Express. 

 

 

 

 

 

TOC-TOC LAS CARCELES

 

Amenazadas las fronteras del Norte 

por la explosión demográfica del Sur, 

por la emigración que se avecina 

y adivina imparable del Este. 

 

Sin la necesaria tasa de natalidad 

para reproducirse biológicamente, 

a la subespecie animal 

autoproclamada raza blanca. 

 

A la cultura del despilfarro 

se le hunden sus valores y su mundo, 

se le hunden las bolsas y las bases, 

los pilares y cimientos de su poder. 

 

A los blancos caníbales y antropófagos 

de los suyos y de sí mismos, 

les tiemblan las patas y las manos 

cuando oyen el toc-toc en sus puertas. 

 

Se desesperan, aterrados, 

por la ola de criminalidad 

e inseguridad ciudadana 

que les acosa y les azota. 

 

Chicago, años veinte y la ley seca, 

Al Capone y Los Intocables, 

historietas y cuentos para dormir 

hoy los niñitos de biberón. 

 

Quienes siembran la miseria y la violencia, 

a los de la doble y triple moral 

prisioneros de la coca, les tiembla el alma 

cuando alguien se les acerca pidiendo su pan. 

 

En los EE.UU. y en la CE los blancos 

se sienten machos y seguros de sí mismos, 

ricos y ufanos, van bailando y silbando, 

marcando, pisando fuerte en el asfalto. 

 

Y cuando se les acerca un negro o un moreno, 

un indio o un amarillo que no sea japonés, 

dan un salto y retroceden espantados, 

huyen como perseguidos por el diablo. 

 

Escapan despavoridos de sus propios pecados. 

Cierran las puertas blindadas 

de sus corazones y de sus almas 

con mil cadenas y candados. 

 

Se esconden detrás de los cerrojos, 

debajo de las camas y en los armarios, 

en los sótanos y refugios 

de plomo y hormigón armado. 

 

Se encierran y se encadenan 

los de la miserable opulencia, 

en las cárceles del cuerpo y del alma, 

de su angustia, tortura y locura. 

 

 

TODO ES MENTIRA

 

Derechas   contra  Izquierdas. 

Capitalistas contra Comunistas. 

Judíos     contra   Árabes. 

Blancos  contra  Negros. 

 

Cristianos  contra  Musulmanes. 

Dios contra  Satán. 

El Bien contra  el Mal. 

       Guerra Justa contra  Guerra Santa. 

 

Todo es trampa, 

Todo es cartón, 

Todo es mentira, 

Todo es ilusión. 

 

Todo cuanto dice la televisión, 

Todo es una inútil bellaquería, 

Todo es una cruel e inmensa 

Mistificación y traición. 

 

De la CÍA  y  del Pentágono 

De Rambo  y  de James Bond 

Del Presidente y  el Emperador 

De EE.UU. y  del Japón. 

 

Esta no es la guerra 

del Bien contra el Mal. 

Esta no es la guerra 

de Dios contra Satán. 

 

Esta es la Primera Guerra Mundial 

del Gran Capital Internacional, 

contra los pobres de la ONU 

pobres del mundo, pobres del Islam. 

 

 

FIELES A CRISTO Y AL ISLAM 

 

El gran capital      tiene       la Estatua y el Poder, 

carece de ética    y         de estatura moral, 

tiene las ratas       le        faltan las cabras, 

tiene las cobras  le        faltan las palomas. 

 

Tiene las bolsas       le     faltan las habas. 

Tiene las fábricas    le      faltan las palmeras, 

tiene los heraldos   le       faltan los versos, 

tiene el dinero         le       falta el amor. 

 

Tiene el petróleo           le        faltan los olivos, 

tiene los chips               le        faltan las sandías, 

tiene las televisiones      le        faltan las razones, 

tiene la BOMBA          le        faltan los DATILES. 

 

Si el Gran Capital quiere hacer de ésta 

una guerra entre el Bien y el Mal, 

nos defenderemos declarándonos insolventes, 

pobres de solemnidad fieles a Cristo y al Islam. 

 

 

 

SOIS NADIE, SOIS NADA

 

Señores presidentes, 

si tenéis ojos en la cara, 

si tenéis baños y espejos, 

miraos en ellos. 

 

Mirad Basora y Bagdad 

cubiertas de pus y sangre, 

Mirad la raíz y el fruto 

del olivo seco y solitario. 

 

Mirad toda mi tierra, 

una charca y una balsa, 

un mar y un océano 

de sangre y de llanto. 

 

Mirad los ojos, ¡los ojos!. 

¡los mil ojos de mis niños!. 

Miradlos, canallas. 

Miradlos, crápulas. 

 

Mirad la sangre por las calles, 

mirad las rosas ensangrentadas, 

y la sangre brotando de los rosales, 

os diría hoy Pablo Neruda. 

 

Mirad el vómito y las heces 

de vuestros cuarteles 

generales ¡sapos iscariotes! 

os diría hoy León Felipe. 

 

Os creéis ser dioses, 

dueños de la ciencia 

y dueños de la técnica, 

y sólo sois los dueños: 

 

De los escarabajos, 

de la mierda y de la nada. 

De la mierda y de la nada, 

de la mierda y de la nada. 

 

Sólo los pueblos libres 

son dueños de la tierra 

del fuego y del aire, 

del agua y la esperanza. 

 

Sólo los pueblos libres 

son dueños de su vida, 

los dioses sin vasallos, 

no sois nadie, no sois nada. 

 

Os creéis ser muy valientes y cultos, 

170 de coeficiente de inteligencia, 

Y sois gusanos de barracón de feria, 

los mayores criminales del siglo XX. 

 

 

LOS SEÑORES DE LA GUERRA 

 

Os creéis ser los nuevos dioses: 

Y sois tan sólo unos impostores 

Quebrantadores del Derecho, 

Cínicos instigadores y maestros 

Del terrorismo internacional. 

 

Verdugos de las niñas madres, 

Matones a sueldo del Padrino, 

Escorpiones, ratas del desierto, 

Gusanos, escarabajos peloteros, 

Cagarrutas del Nuevo Imperio. 

 

Sus Ilustrísimas Excreméncias: 

Se creen ser los nuevos dioses: 

Y son garrapatas de poltronas, 

Buitres con cara de pingüinos. 

Burócratas sin sangre ni alma, 

 

Vuestra inmunda mediocridad, 

Vuestra mojigata prepotencia, 

Y execrable sentido del honor, 

Todo vuestro oro y oro negro, 

No valen el desprecio humano. 

 

Con vuestra guerra preventiva, 

Os creéis ser los nuevos dioses 

Y sois violadores de las rosas, 

Sois asesinos de las alondras 

¡Gigolós del Pentágono!! 

 

Ratas, hienas y chacales, 

¿Ya no os basta con matar 

15.000.000 de niños al año? 

Negándoles el pan y el agua, 

Privándoles de medicinas. 

 

Os creéis ser los nuevos dioses: 

Y sois la Carcoma de la ONU 

los políticos limpia-botas 

De las compañías petroleras 

Expertos del “toco mocho” 

 

Vuestra senil obcecación 

No hallará refugio ni paz 

En ningún confín de la tierra, 

Y vuestros muertos morirán 

Sin gloria, sin paz, sin tumba. 

 

Papa natas cutres y cobardes, 

Necios incultos de alta cuna, 

Os creéis ser los nuevos dioses 

E ignoráis que amar es amar 

Y respetar a los diferentes. 

 

Que sólo los pueblos libres 

Son dueños de su vida. 

Los dioses sin vasallos 

Sois la obscena indecencia, 

Sois nadie, sois nada. 

 

Os creéis los nuevos dioses 

Y sois los eunucos del KKK 

Sois los hijos clónicos 

Los  óvulos de Eva Braun 

Y el esperma de Hitler. 

 

Cultivados en tubos de ensayo 

E injertados en los úteros 

De las mayores cerdas 

-No putas- 

 

De la CE y USA

Responder