GONZALEZ-ZAPATERO: DUELO AL AMANECER

Publicado el Lunes 22 Noviembre 2004

El tiempo termina dando y quitando razones situando a cada cual en su sitio. Defender a Pablo Iglesias y su partido fue desenmascarar el nepotismo del gobierno presidido por el máximo responsable político del GAL y vasallo de Bush-padre en su Guerra del Irak. Ningún respeto público ni consideración social para el jefe de la banda terrorista, ningún atenuante ni reducción de pena para quienes amparándose en su condición y cargo de secretario de Seguridad o ministro, agente, general o director de la Guardia Civil han atentado contra la seguridad y el Estado de Derecho que debían honrar y defender. No hay perdón humano ni divino para quien tortura, asesina o expolia los fondos reservados del Ministerio del Interior, no se indulta a la hez de la sociedad, esa canalla que usa y abusa de la confianza implícita a su cargo para cometer el delito, no se indulta al cínico chantajista que insulta a la razón y amenaza a la justicia mientras se niega a devolver lo robado y restituir en lo posible el daño causado. Vera amenaza a su Jefe y compadres de cantar más que el canario en su jaula y cada pájaro aguantara su palo. Insinúa «limpiaré el honor y el nombre de mi familia, con una decisión drástica, dramática y digna». La mafia del Estado, entiende, “no soy un gili compadres, o impedís que vuelva al trullo o tiro de la manta y comeréis morcillas con repollo en el talego”. El “intocable” responde y solicita al tiro el indulto de su viejo camarada, por razones “humanitarias”, pues el pobre Vera esta tan jodido y deprimido que puede hacer una locura irreparable, para los abajo firmantes, González, Barrionuevo y Corcuera. Al “Dios” de las calaveras pintadas en cal viva se agregan los oportunistas-descerebrados y pesebristas-domesticados, los pelotas del “felipismo”, la negación del socialismo.


González y Aznar fueron y son la voz de su amo, la cara de un dólar falso, dos flautistas capaces de embaucar y precipitar al abismo a su fiel rebaño. Aznar se creyó Emperador al casar a su hija en el Escorial y usurpar el papel del Rey en la guerra colonial de Irak, hoy llora y patalea porque ZP no le deja matar pieles rojas en Faluya. Aznar, fue y es desleal a la Constitución pasándose la opinión publica soberana y el Parlamento por el Arco del Triunfo por ser fiel a sus genes y su clase, pues honra a su madre el digno hijo de su padre. Si envejecer es regresar a la infancia, en su regresión -Aznar- vuelve a ser el niño repipi que creció cantando “El Cara al Sol” a la sombra del Valle de la Infamia. González, listo como el lince y guapo como el sol que besa la Torre del Oro, hijo del viento amamantado con la leche del pueblo, fue en Octubre del 82 voz y esperanza de una generación que creció pidiendo la paz y la palabra, que dio lo mejor de si misma luchando por la libertad, la solidaridad y la dignidad, la democracia formal y la justicia social. González cogió el timón del PSOE en Suresnes, se gano el apoyo de Willy Brandt y el SPD, se situó y mantuvo en la cresta de la ola encarnando los anhelos de cambio de la sociedad, tomo el poder político al seducir a un pueblo que le considero trigo limpio. Luego conocimos la vil historia de unos infames, la cultura del pelotazo, la obscena utilización del poder y sus medios para trepar y enriquecerse sin detenerse ante nada ni nadie. Si “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente” el gobierno de González fue el paradigma de la corrupción. González el cínico, desencantó y desmovilizó a la sociedad civil que le aupó al poder, mató los sueños de los poetas, cubrió de oprobio al PSOE, provocó la nausea colectiva de quienes le veían renegar de su origen para enterrar la ética socialista y los 100 años de honradez de unas siglas centenarias.
El porquero mayor de Extremadura, fiel guardián del alcornoque que vela por la salud de Vera, patán-nacionalista-fundamentalista de Puerto Hurraco, voz del amo, insulta y desafía en público al ministro de Justicia, al Gobierno y su presidente. A Ibarra el bufón del duelo que enfrenta a González y ZP, sólo le queda decirle al jefe del Estado “el indulto se lo mete por… al final de la columna…”.
Quienes temen coger una pulmonía cualquier noche del largo y frío invierno irán a por todas con tal de conseguir su vacuna contra la gripe del pollo, hagan lo que hagan, los fantasmas de la noche retrocederán inexorablemente ante la luz del sol. González como Ansar, decrépito y vengativo, enterrado por la voluntad soberana del pueblo, se niega a desaparecer de la escena política y vuelve como un zombi de infausto recuerdo. ZP es la paz, libertad y dignidad que gano limpiamente el 11-M y empieza a encarnar el respeto y la defensa de las cuatro lenguas y nacionalidades históricas del Estado-Plurinacional, parece tener la necesaria visión de futuro para construir esa España Federal, laboriosa y honesta, democrática y culta que apuesta decididamente por Europa para tener -cuanto antes- una fuerza económica y política, una voz propia que le pueda hacer frente a USA y su Imperio de crimen y terror. ZP, Maragall, Carod, Ibarretxe…encarnan esa España diversa y plural que pueden sentir, aceptar y amar con el alma desde su propia libertad, desde su irrenunciable identidad, Catalunya, Euskadi y Galicia.

Publicado en “DEIA” el 24-11-2004

Responder