Vuestra es la Tierra la Flor y la Palabra

Publicado el Martes 26 Diciembre 2006

A Rigoberta Menchu y a todos los pueblos de Guatemala
Al sub. Marcos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán,
Al Méjico zapatista y solidario que les abrió sus puertas
y dio su corazón a los exilados de la España Republicana.
A Fidel: que es Cuba la perla y el faro, la luz del Caribe
A Chávez por darle al pueblo de Venezuela médicos y escuelas
A Evo Morales y Bolivia por defender su identidad y cultura
A Lula y Brasil para que hagan cuanto les queda por hacer
A Rafael Correa y Ecuador por doblarle el brazo al bananero
A Michelle y a Chile por enterrar a la hiena y pasar pagina
A Kirchner y Argentina para que jamás vuelva la ignominia


A los amigos de Levante, Deia, Galicia en el Mundo, TinKu. Loquesomos, Red Latina Sin Fronteras , Nodo50, Kaosenlared, Socialdemocracia, Mestrelada, Rebelión, Ecuador.indymedia, A Sueldo de Moscú, Profesionalespcm, Geoticies, CMIChiapas, Bellacio, Viejoblues, Aporrea, Lafogata, Democraciacivica, La Specula Internazionale, Annanoticies, Espaialternatiu, RadioRancagua, Frente Popular, La Porte des Poètes y a todos cuantos me han brindado su amistad y su confianza recogiendo en sus medios mis poemas y artículos de opinión.

A quienes creen que otro Mundo es posible, trabajan y luchan por una sociedad más justa y humana, más libre y solidaria.

A cuantos defienden el pan y la leche, la salud de los niños
al luchar por su casa y su tierra, el aire y el agua limpia.

A cuantos en sus actos dan ejemplo de su entrega y cultura,
de su noble humildad y sencillez, de su coraje y dignidad.

A quienes no tienen precio, que no se prostituyen por nada
ni ponen su voz y su voto al servicio de USA y de su Imperio

A quienes son fieles a sus orígenes, son leales a su pueblo,
siguen las huellas de sus maestros y honran al género humano

Y nos dan día tras día lo mejor de si mismos por los sueños
y las esperanzas de los suyos y de quienes son diferentes.

A quienes han creado la conciencia y movilizado las comarcas del interior de Castellón con las Plataformas Anti-abocador de Residus tòxics i perillosos de Fanzara, Coves-Salzadella.

A quienes juegan limpio y respetan los estatutos, las bases
y la opinión, todas las decisiones tomadas en las asambleas de los partidos sin emplear su poder e influencias orgánicas para impedir la critica y eliminar a sus propios compañeros.

A los políticos solidarios que no se lavan las manos y se evaden en aras del pragmatismo, diciendo que ellos no opinan sobre los “amoríos” de su Alcaldesa neo-falangista-racista del PSOE con su mejor amigo del PP -Con la iglesia hemos topado, Sancho- los calamares de agua dulce nos argumentan que es un problema orgánico. Cuando se juzga a un compañero crítico y se le sentencia sin darle el derecho a la defensa, la prudencia del que no mueve ni un dedo, es la coartada del cobarde que se hace cómplice de la inmolación a la mayor vergüenza de unos dioses necios y omnipotentes, sordos, ciegos y mudos, las tenias del aparato interno del PSOE.

A todos cuantos saben respetar a sus vivos y a sus muertos.
Paz, Salud, Amor y Poesía, Democracia Social y Económica, Socialismo y Libertad, Solidaridad y Soberanía, República.

A todos los cristianos, marxistas, socialistas y comunistas -no dogmáticos- a todos los ecolo-pacifistas y anarquistas.
A todos los hombres y mujeres del mundo que albergan un gran corazón y tienen la mejor voluntad. A mi madre Domitila, a mis hijos Olivier, Alexandra y Leonardo, a sus mamas Carmen y Verónica, a Esther y a todos y todas un abrazo del cuerpo y un beso del alma, con un poema que escribí en 1991 cuando no existía Internet ni podíamos soñar con todos los amigos y las posibilidades de comunicarnos y crecer que podría llegar a ofrecernos hoy, la RED

Y en las palabras del amigo José María de Viejoblues: “Levantaré una copa de vino por quienes están en la cárcel por luchar por sus ideales, por la justicia y por un mundo mejor (…) y una copa especial por los caídos (…) Por una Latinoamérica Libre, Unida y Socialista”

 


TAN SOLO HOMBRES CRISTO, MARX Y LENIN 
I
MAYO DEL 68

Hubiese dado mi vida
y la daría hoy
una y cien veces
y mil vidas que tuviera,

por la revolución Francesa
y la Comuna de París,
por la Revolución de Octubre
y la Revolución China.

Por la Revolución Cubana
y por las libertades en mi País,
por Vietnam y Ho-Chi-Min
y hubiese seguido hasta el fin

a Mao y a Chu-en-Lai,
al Che y a Fidel,
a Dolores y a Negrin,
a Marx y a Lenin.

Y les hubiese seguido,
mientras dirigieron
y consolidaron
la Revolución.

Hoy como ayer
los heraldos de la vieja raposa
certifican la muerte y el entierro
de Marx y de Lenin.

Hoy entierran a los “comunistas”
y sepultan el “socialismo real”,
hoy entierran a sus iglesias,
sepultan a su Papa y sus dogmas.

Pues mira que bien Señores
han descubierto el huevo de Colón.
Repiten todo cuanto dicen
los poetas desde Artur London.

El Mayo del 68 en Paris
y la Primavera de Praga,
están vivos y son adultos,
gozan de excelente salud.

“La imaginación al poder”
y “prohibido prohibir”.
Que ya salto el tapón
y beberemos champagne.

II
BIEN MUERTOS ESTABAN Y ESTÁN
STALIN Y BREZNEV

Con la caída del Muro de Berlín
y la defunción del “Socialismo”
con el hundimiento natural
de los partidos comunistas.

Para los críticos
nada se ha hundido,
nada se ha evaporado
bajo el sol.

Hoy más que nunca,
levantamos la copa
y las banderas
del amor y la libertad.

Señores, muertos y bien muertos
estaban y están Stalin y Breznev.
Que los gusanos y los perros
se coman hasta sus huesos.

Que el viento de la historia
borre sus huellas de la faz de la tierra.
Que la vida devore y entierre en los abismos
sus doctrinas, sus iglesias y sus dogmas.

Y que pena no haber muerto,
todos ellos antes de nacer,
y con ellos no haber muerto
todos los dioses.

Todos los dogmas y capillas,
todos los pontífices y sectas.
Todos los padrinos y familias,
todos los siervos de la muerte.

Que pena que no se mueran
todos los jefes de una vez
y nos dejen a los demás
vivir y vivir en paz.

En paz
con la madre naturaleza,
con nosotros mismos
y con los demás.

Que pena que no se mueran
todos ellos de una vez,
para que la tierra vuelva
a ser el paraíso.

Sin tantos criminales
con licencia para matar,
en el nombre de la moral,
del nuevo Orden Mundial.

III
CALVINO Y TORQUEMADA

Sin los dogmas, sin las religiones,
nadie hubiese muerto por la fe y el fuego,
por la espada, el frío y el hambre.

Nadie moriría en Etiopía o en Somalia,
en Harlem, la India y en Bangla-Dest
en Tokio o las puertas del Vaticano.

Sin los dogmas y la religión
los calvinistas serían nadie,
no hubiesen salido de Ginebra
ni asesinado a Miguel Servet.

No hubiesen conquistado el Mundo
tomando el oro y el control,
el poder de Chicago a Leningrado
en todos los estados de la Unión.

No impondrían su Estado Teocrático,
su orden y su ley desde la Casa Blanca,
a la Casa de la Moneda y al Kremlin
a la Casa Rosada, a la ONU y al Mundo.

Sin dogmas, sin iglesias,
no hubiesen existido
los Borja y los Torquemada,
ni la Santa Inquisición.

No agonizarían los bosques
de Europa por la lluvia ácida
y la selva Amazónica seguiría siendo
la SELVA y el pulmón del Planeta.

Sin dogmas, sin iglesias,
la humanidad hubiese recorrido
la senda de los elefantes,
el camino de las estrellas.

Nuestras naves siderales
irían y vendrían
desde los confines
del espacio exterior.

Julio Verne, Goya y Pasteur,
Marx y Engels, Lenin y Zapata,
hubiesen nacido en Babilonia
y Petra antes de la era romana.

Hoy toda la luz sería solar,
el cáncer y el sida, el dolor
y las enfermedades crónicas
serían reliquias del pasado,

Tema para las tesis doctorales
de arqueólogos y antropólogos
como lo es la cultura Maya
y la momia de Tutankamon.

Sin las religiones y sus dogmas,
la tierra seguiría siendo el Edén.
Ni el Cesar, ni Calígula, ni Nerón,
ni Hitler ni Franco ni Musulini.

Ni Truman ni Stalin ni Breznev,
ni Nixon ni Reegan ni Bush
hubiesen tenido las coartadas,
los apoyos morales y legales.

Todo el dinero y el poder
para comprar, vender y matar
en nombre de su patria
de su Dios, su orden y su ley.

IV
NO HAN MUERTO NI MORIRÁN
CRISTO, MARX, LENIN…

Sin dogmas, el trabajo necesario
sería un estímulo creativo,
la bondad y la tolerancia
normas de conducta universal.

Sin iglesias y sin pontífices
las palabras de Cristo
y la vida de Espartaco
modelos de amor y de libertad.

Y depositarios del fuego,
los guardianes del templo,
del mausoleo de Lenin
y de la silla de San Pedro,

Los usurpadores del verbo
se quedarían sin bragas,
sin armas y sin argumentos
desnudos frente al espejo.

Sin dogmas y sin iglesias,
no nos robarían la historia,
no nos negarían el presente,
ni el pasado ni el futuro.

No se creerían sus mentiras,
ignorando que la muerte
sólo entierra a la muerte.

Ignorando que la muerte
no puede con la poesía,
la filosofía y la vida.

Que la muerte no se lleva
la palabra y la memoria
de quienes alumbraron
el mundo contemporáneo.

Que no han muerto ni morirán,
quienes buscaron y hallaron
las huellas del lince
y del rebaño de bisontes.

Quienes hallaron en las estrellas
la luz de sus ojos y de su alma
para ofrecernos sus manos,
su corazón e inteligencia.

No han muerto ni morirán
el socialismo y la utopía,
ni Sacco y Vanzetti
ni Ferrer Guardia.

Ni Buenaventura Durruti
ni Dolores ni Trotsky,
ni Gorki ni Mayakowski,
ni Cristo ni Marx ni Lenin

Que no han muerto ni morirán
aunque lo digan los pelotas,
escribanos y limpia botas,
del Capital y del Mariscal.

Aunque lo digan sus apologistas
y todos cuantos les enterraron
mil palmos bajo tierra
al llevarles a los altares.

La negación de Cristo,
de Marx y de Lenin,
han sido sus apóstoles,
sus hijos espurios.

Que les convirtieron en iconos
para hacer de los maestros,
sus fetiches y banderas,
sus seguros vitalicios.

La negación de Cristo,
de Marx y de Lenin
han sido los cristianos,
los marxistas-leninistas.

Los comunistas dogmáticos
y todos los inquisidores
que idolatran su nombre
y lo pronuncian en vano.

Cristo, Marx y Lenin,
fueron tan sólo hombres,
no ángeles ni demonios,
no dioses ni santos.

Fueron pensadores y maestros
del verbo y de la acción,
hombres que transformaron
su realidad y su mundo.

Hombres y nada más,
que suficiente ya es
si nos enseñaron el camino
del amor y de la libertad.

Suficiente ya es
para quien conoce la historia,
tiene vergüenza propia y ajena
y un mínimo de dignidad.

Suficiente ya es,
para recordarles como hombres,
para honrarles y guardarles
su nombre y su memoria.

Para seguir profesándoles hoy
desde nuestra perspectiva histórica,
con la crítica más dura y radical,
el más profundo respeto y amor.

Suficiente ya es
aunque Lenin se negase a si mismo
al anteponer el papel del Partido
a la necesaria y vital libertad.

Tan sólo hombres y suficiente es
para los hijos del Mayo 68,
los hijos del sol y del mar
del relámpago y del viento.

Y sigue la historia,
digan cuanto digan
los nuevos filósofos
y el papa Fukuyama.

Sigue la vida,
y mi pensamiento
y mi alma
vuelan erráticos.

Buscando esa estrella
que bese y alumbre
en medio de la tormenta
mi alma inquieta.

Buscando esa estrella
que bese y oriente
mi alma aventurera,
solidaria y viajera.

Cristo,
Marx
Lenin.
Sólo
Hombres.

Que al final de los tiempos,
no seremos sino arena,
en la inmensidad de la tierra,
en el fondo de la mar.

 

Responder